Fachada norte del órgano del evangelio de la catedral de Segovia

Restauración del mueble (Fachada norte)

Fachada norte del órgano del evangelio de la catedral de Segovia

El mueble del órgano se finalizó en el año 1772, al igual que el instrumento que contiene, de claro estilo barroco. Consta que la construcción de la caja y el dorado de la misma fue realizada por Juan Maurat

Estructuralmente el mueble se encuentra en buen estado de conservación, pese a algunos vencimientos y desplomes que no afectan a la estabilidad del conjunto.  Existen perdidas de talla decorativa, y algunos fragmentos sueltos desubicados. Multitud de separaciones de piezas, fendas y grietas.

La superficie policromada muestra un ennegrecimiento generalizado y graves acumulaciones de polvo y suciedad, que distorsiona la visión del conjunto.

El debilitamiento en los diferentes estratos provocado por la falta de adhesión de la preparación, cambios de temperatura y humedad, corrientes de aire y otros factores han producido a lo largo de los años graves craquelados y levantamientos, con multitud de pérdidas en la policromía.

En Julio de 2018 comenzaron los trabajos de conservación y restauración de la fachada trasera del mueble del órgano.
Después de realizar un exhaustivo barrido fotográfico para documentar el estado inicial en el que se encontraba esta fachada de estilo barroco, se fue realizando una limpieza superficial de todo el mueble. Las graves acumulaciones de polvo y suciedad impedían ver con claridad los graves levantamientos y el estado original de los diferentes estratos de la policromía.

Tras realizar diferentes pruebas de fijación y sentado del color y el oro, se desarrollaron los trabajos para asegurar así la buena conservación de los estratos pictóricos originales.

Viendo el resultado del cateado de limpieza llevado a cabo en las diferentes policromías de la obra se optó por varias disoluciones dependiendo de la capa pictórica a intervenir, diferenciando así los estofados con colores de las vestimentas y las alas de los ángeles músicos que contenían una protección oxidada y anaranjada, las encarnaduras que poseían una leve protección con suciedad adherida y las amplias zonas de dorado con un diferente acabado y ennegrecimiento que ocultaba el brillo original del oro.

Los trabajos de carpintería consistieron en reforzar por los reversos algunas piezas que contenían movimientos en su soporte ligneo. El encolado de piezas sueltas, algunas de ellas encontradas desubicadas, y la reconstrucción de algún fragmento de talla que visualmente llamaba la atención y rompía con la visión global del mueble son los trabajos más relevantes en la intervención del mueble.

El tratamiento preventivo antixilófagos aplicado sobre la madera vista original, el tratamiento de limpieza y protección de los metales y hierros que aparecen por el mueble que realizan una función fundamental en la estructura del mueble son otros de los trabajos de conservación que componen las fases de actuación en esta obra.

Los procesos de restauración han incluido un proceso de reintegración cromática.

Este proceso se ha realizado en aquellas pérdidas que visualmente se consideraron necesarias para la legibilidad del mueble en su conjunto, para ello se han utilizado medios y técnicas reversibles, integrando las pérdidas de preparación y policromía.

Aplicando un barnizado de protección por toda superficie, controlando el brillo y ajustándolo al adecuado para la obra, con unos retoques al final de todos los procesos descritos anteriormente.

Habiendo documentado fotográficamente y mediante planimetrías y mapas de daños de los trabajos realizados para la documentación de la intervención y posterior redacción de la memoria final concluyen los trabajos de conservación y restauración en esta fachada trasera del mueble del órgano del lado del evangelio de la Catedral de Segovia.