RESUMEN DE LOS TRABAJOS REALIZADOS HASTA AHORA EN EL MUEBLE

Después de hacer los estudios previos a la intervención, recogida de muestras para su posterior análisis, de las anotaciones de patologías, faltas de soporte, medidas… en las planimetrías, se dieron paso a los trabajos de conservación y restauración en el cuerpo alto del mueble, en ambas fachadas.

En ésta primera parte de la intervención del mueble, han trabajado 4 restauradores, que comenzaron con una limpieza superficial.

EQUIPO DE RESTAURADORES

EQUIPO DE RESTAURADORES

Seguidamente se realizaron los procesos de fijación y sentado de los diferentes estratos, descubriendo al realizar éste trabajo, que en la fachada posterior el problema de desprendimientos y levantamiento era aún más grave, posiblemente por la situación del órgano y por la situación de la puerta principal, donde las corrientes y cambios de temperatura y humedad ha agravado este problema.

A continuación se realizaron diferentes catas de limpieza, y se procedió a los trabajos de limpieza en todo el cuerpo alto, en ambas fachadas y costados del mueble. A la vez de eliminó el oxido de los elementos metálicos, aplicando un convertidor de oxido para prevenir y proteger esos metales. También se realizaron unas catas de limpieza en los angelotes músicos y se llevaron a cabo los trabajos de fijación y limpieza de estas 4 piezas escultóricas.


Durante estos procesos de restauración, se ha ido trabajando el soporte y estructura, encolando los fragmentos desprendidos, incorporando espigas en las partes necesarias, enchulentando y realizando injertos de madera, fijando las chambranas que se encontraban sueltas, y reconstruyendo fragmentos y pérdidas volumétricas que visiblemente eran necesarias para entender el conjunto con su simetría y volúmenes en sus tallas.


Se ha aplicado por toda la superficie de madera vista (interior del mueble, reversos de tallas superiores y techos del mueble) un producto preventivo de ataques de insectos xilófagos, ya que actualmente no tiene ataque activo pero vemos restos y galerías de antiguos ataques; se consolidaron algunas pequeñas zonas que se apreciaban debilitadas por esos anteriores ataques. También se ha realizado un trabajo preventivo en las cubiertas superiores del mueble, creando una caída hacia los lados y cubriendo con tela para impermeabilizar esas zonas altas que cierran el mueble.


Se realizaron unas pruebas de barniz, antes de aplicar una primera capa de protección; seguidamente se comenzaron trabajos de reintegración; en este cuerpo alto se han reintegrado cromáticamente las lagunas y pérdidas con gouache imitando el tono del bol original en los oros, y con acuarela en las zonas de policromía, tanto marmoleados como carnaciones, o decoraciones en laterales; solo en las pérdidas grandes de oro se hizo una reintegración con micas doradas, sobre el tono de bol; también se realizó esta reintegración (un entramado a modo de cestillo) en las reconstrucciones de tallas y molduras, después de aplicar una preparación de estuco sobre esa madera tallada, se realizó una reintegración a tono del bol, y sobre este la trama con micas doradas.


En la fachada trasera, durante la fase de limpieza en la tabla central que imitan los tubos de fachada, se confirmó que estos tubos están plateados, vemos restos de plata en pequeñas zonas y comprobamos al retirar la capa superficial, que se conserva toda la superficie plateada pero encontramos una plata muy oxidada y ennegrecida. Se han realizado unas pruebas de reintegración con micas plateadas y una trama de cestillo para simular como pudo estar en origen esta decoración de tubería simulada en ésta fachada.


Se remataron estos trabajos en el cuerpo alto con una capa de barniz final, y pulverizando una última capa para retocar y matizar el acabado.


La empresa especializada en andamiaje, procedió a su desmontaje, viendo así el resultado de los trabajos de conservación y restauración en el cuerpo alto del mueble.
Una vez retirado el andamio, uno de los restauradores ha comenzado los trabajos de conservación y restauración en el cuerpo bajo, compaginando estas primeras catas y pruebas de limpieza en la parte baja con el equipo de organeros que han comenzado el montaje de partes internas del instrumento ya intervenidas, como secretos, teclados, mecánica y tablones que vuelven a aconductar después de su restauración.


En el taller se han realizado los trabajos de restauración en las bocas de los tubos del Flautado que se encuentran doradas y decoradas, también en el aro dorado que remata este juego de tubos. Se ha realizado una limpieza de esas zonas, barnizado de protección y reintegración de las perdidas con micas doradas y pigmentos al barniz para simular el dibujo perdido.


En la zona de la consola, que se encontraba desmontada para su intervención se han realizado algunas de las fases de restauración por su accesibilidad, ya que se ha vuelto a montar en su lugar de origen para los siguientes trabajos en la mecánica interior del instrumento. Por ejemplo se realizaron los trabajos de restauración completamente las mazas doradas de los lados del teclado.

 

Deja un comentario